Chicago, Lunes, 16 de Octubre de 2017
Oct.
16
2017

¿A QUÉ VIAJA TORANZO A CHICAGO?

¿Quién paga tan onerosos como inútiles gastos?

Eric Muñiz de la Rosa

     De acuerdo a informaciones obtenidas por quien esto escribe de fuentes fidedignas y confiables del Consulado General de México en Chicago, el Gobernador Fernando Toranzo Fernández ya programó un viaje a la ciudad de Chicago con el fin de asistir a las modestísimas actividades de una agrupación fantasma, supuestamente integrada por potosinos.
    Entre los eventos, por cierto de escaso público, como los que han sido los realizados con anterioridad,  está contemplada una “reunión Comunitaria”, misma que contará con la asistencia (aparte del gobernador), de media docena de alcaldes y diputados potosinos.  

¿Quién paga tan onerosos como inútiles gastos?
     La realidad potosina es que la mayoría de las alcaldías están en bancarrota, mientras que los ciudadanos potosinos están fiscalizando a los diputados por su tendencia a gastar más de la cuenta, sobre todo a causa de viajes inútiles y superfluos que no traen ningún otro resultado que no sea sino el de pasear a costa del pueblo.
     ¿Qué beneficio le trae a San Luis Potosí el gasto de hasta 2 mil dólares por político a Chicago para tan solo estar presentes en un acto con características de fiesta de rancho?
     ¿Acaso no sería lógico que los gastos corrieran por cuenta de los organizadores? Si como dicen, es cierto  que en Chicago vivimos decenas de miles de potosinos, y su organización, la Asociación de Clubes y Organizaciones potosinas de Illinois, (ACOPIL), es tan grande, importante y poderosa. ¿Por qué no paga ACOPIL el viaje y hospedaje de las personas que quieran traer?
       La realidad es que ACOPIL como organización no existe, pues en Chicago no vivimos más de 6 mil potosinos, (y en todo el estado de Illinois no más de 8 mil), y ACOPIL no es una agrupación legítima, que no cuenta con más de 8 (ocho) socios activos EN TOTAL.
1. Tampoco tiene dirección física, 2. ni apartado postal, 3. ni acta constitutiva, 4. ni actas de actividades celebradas, 5. ni declaración de principios, 6. ni página de internet (página web), 7. ni dirección electrónica con su “dominio”, (domain o URL), 8. ni blog, 9. ni teléfono propio, 10. ni fax, 11. ni secretaria, 12. ni mesa o junta directiva, 13. ni membrete registrado, 14. ni cuenta de banco, 15. ni boletín informativo o circular, 16. ni declaraciones fiscales.
ACOPIL es tan espuria que no expide comunicados, ni jamás ha distribuido memorándums, ni correspondencia, ni correos electrónicos, ni actas de sus actividades, ni recibos y facturas de compras, ni recepción de cuotas de sus miembros, ni tiene registro fiscal, ni listado en directorios telefónicos, ni  ingresos y egresos y muchos ejemplos más.
Lo único que hacen estos oportunistas individuos es engañar a las autoridades potosinas, incluyendo al gobernador, que no saben que esta supuesta asociación está bastante devaluada en Chicago.