Chicago, Lunes, 16 de Octubre de 2017
Oct.
16
2017

Éxodo de firmas catalanas por temor

MARIANO RAJOY

 

          MADRID.- Duro golpe a la economía de la región española, que empieza también a sufrir cancelaciones masivas de reservas en hoteles. Incógnita sobre si pleno del martes será el del anuncio de la república catalana
           El temor a que el presidente catalán, Carles Puigdemont, declare unilateralmente la independencia de España el próximo martes, como podría ocurrir durante la sesión que ha convocado en el Parlament catalán, ha desatado una ola de pánico entre bancos y compañías locales—algunas multinacionales con presencia en México, como Gas Natural-Fenosa—, que huyen de esa región rebelde, ante la evidencia de que el “nuevo país” quedaría fuera automáticamente de la Unión Europea.
            Un día después de que el segundo banco catalán anunciase su marcha, la primera entidad de esa región, Caixabank (tercer banco de España), anunció que trasladaba su sede social a Valencia. Otros bancos minoritarios siguieron su ejemplo, así como empresas textiles y de servicios.
            Sangría económica. La salida de firmas como Gas Natural-Fenosa, que deja su sede central en Barcelona para trasladarse a Madrid, supone un severo golpe para la economía catalana y para la causa independentista, ya que es la empresa que más factura en esa región.
            Luego de meses asegurando que “ninguna empresa iba a dejar una Cataluña independiente”, la realidad se está imponiendo y anticipa el caos económico que se avecina. Compañías de renombre como la editorial Planeta o de cava Freixenet, anunciaron ayer que abandonarían Cataluña en el mismo momento que ocurriese dicha declaración.
            Asimismo, el sector turístico está alarmado por la brusca caída de reservas hoteleras, que llega a ser de hasta un 20 por ciento en la ciudad de Barcelona. Por otra parte, las inversiones extranjeras están paralizadas a la espera de nuevos acontecimientos.
           Con ayuda de Rajoy. El gobierno separatista presidido por Puigdemont culpó ayer al gobierno central de Mariano Rajoy de allanar la salida de firmas catalanas de la región. De hecho, la salida de Caixabank sólo fue posible después de que el Consejo de Ministros español aprobara un decreto ley para agilizar el cambio de sede fiscal de las entidades que así lo deseen sin tener que ser aprobado por su junta de accionistas.

 

Rajoy lamenta heridos en consulta, pero cree que la cifra no es real

              Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del presidente español, Mariano Rajoy, lamentó ayer los heridos en los incidentes del pasado domingo en la consulta ilegal en Cataluña, aunque apuntó que la cifra dada por las autoridades separatistas —casi 900— “no se ajusta a la realidad. “Lo importante es que solo hay una persona hospitalizada y de eso todos tenemos que congratularnos”, dijo.
               El vocero reiteró ante la prensa que la Policía y la Guardia Civil actuaron el 1 de octubre para evitar el referéndum ilegal, no “contra las personas”, aunque lamentó que hubiera quien sufriera las consecuencias.
               Méndez de Vigo recordó que los agentes tuvieron que hacerlo porque quienes tenían encomendada la tarea de impedir que se celebrara el referéndum, los Mossos d’Esquadra (Policía regional) no llevaron a cabo su labor.
                Precisamente, por ese motivo será imputado el jefe de los Mossos, Josep Lluis Trapero, quien fue obligado a comparecer ayer ante un tribunal en Madrid, para que responda por qué desobedeció la orden de que sus agentes impidieran la celebración del referéndum ilegal. AGENCIAS EN BARCELONA Y MADRIDÉxodo de firmas catalanas