Chicago, Sábado, 26 de Septiembre de 2020
Sep.
26
2020

El coronavirus de Wuhan

                Las redes sociales chinas se habían llenado a primeras horas de este viernes de tributos al doctor Li Wenliang, el oftalmólogo que fue represaliado por alertar sobre la epidemia de coronavirus y cuya muerte se ha confirmado esta madrugada. El médico, de 34 años, se ha convertido en la cara pública de los problemas en torno a la gestión de la crisis. A mediodía, la censura se había encargado de bloquear el acceso a muchos de esos homenajes.
                El fallecimiento del doctor se dio a conocer primero en cuentas oficiales de Weibo (el Twitter chino) de varios medios chinos, lo que generó un aluvión de reacciones de dolor y rabia en Internet. En torno a la medianoche, el Hospital Central de Wuhan, donde se encontraba ingresado, anunció que Li estaba conectado a un respirador artificial que le mantenía con vida, solo para confirmar en torno a las cuatro de la madrugada que había muerto. Esta mañana, el hashtag en mandarín “¿puedes hacer esto, lo entiendes?” se convertía en uno de los lemas más repetidos. Era una alusión a la carta que el médico tuvo que firmar al ser reprendido, en la que la policía le ordenaba en esos términos no divulgar más “rumores”, y que se ha convertido este viernes en una reivindicación de la libertad de expresión. Pocas horas más tarde, la búsqueda devolvía una única respuesta: “De acuerdo con las leyes y regulaciones relevantes, no se muestran los resultados de esta página”.
                 La Comisión Nacional de Supervisión, el organismo anticorrupción del Gobierno chino, ha anunciado que enviará un grupo de investigadores a Wuhan para investigar "a fondo" las "cuestiones relacionadas" con Li Wenliang.

Más de 3.100 nuevos casos de infección en China
                La epidemia de coronavirus parece aún lejos de estar bajo control. Según las cifras oficiales divulgadas, el número de fallecidos por el patógeno ha aumentado en las últimas 24 horas en 73 personas y se encuentra ya en 637. Los infectados son 31.211, 3.151 más. De ellos, 4.821 se encuentran graves. Crece también la cifra de recuperados: 1.542 pacientes han recibido el alta, 389.
                El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar. Su periodo de incubación medio es de tres a siete días, con un máximo de 14. Los científicos chinos han confirmado que, a diferencia del SARS (síndrome respiratorio agudo grave, por sus siglas en inglés), es posible el contagio durante la incubación. La OMS ha declarado una emergencia internacional por el brote.