Chicago, Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Dec.
18
2017

El Quehacer de la Palabra

TITULADO DE UNIVERSIDAD PATITO DECIDE QUIEN GANA LOS PREMIOS DE PERIODISMO

Por Eric Muniz de la Rosa

    Era solo cuestión de  tiempo para que surgieran las discrepancias y controversias en la designación de los ganadores del Premio Estatal de Periodismo de San Luis Potosí. No vale la pena discutir ahora la calidad del trabajo premiado que está siendo cuestionado, lo que merece ser discutido es la calidad del jurado que decide a quien premiar.
    Lo que es difícil de comprender, y que quizás no tenga explicación, es el por qué se adoptó la inusual decisión de no dar a conocer los nombres de los integrantes del jurado calificador. De todos, excepto el del presidente del comité organizador, Oscar Alejandro Montero García

LA FALSA CIUDADANIZACIÓN DEL PREMIO ESTATAL DE PERIDISMO

    "A partir de este momento dejo en manos de los comunicadores el certamen”. Con esas palabras Marcelo de los Santos Fraga, el entonces gobernador de San Luis Potosí, inició la ceremonia de entrega del Premio Estatal de Periodismo 2008, sin embargo, han pasado siete años desde la “ciudadanización” y en ninguna de esas ocasiones los “comunicadores” o periodistas, ni han formado parte del comité organizador, ni han sido parte del jurado calificador, ni como consejeros en el proceso.

    Mucho menos la ciudadanía, los potosinos no saben cuál es el propósito de premiar a un grupo en particular a costa de erario, cuando existen de menos otros 50 oficios tanto, o más importantes que el periodismo ¿De qué privilegios goza este oficio en particular? Hay que señalar que en premios en efectivo y gastos de organización muy se gasta cerca de un millón de pesos de los contribuyentes.
     Quizás la persona mas indicada para contestar esas preguntas es Oscar Alejandro Montero García.

¿QUIÉN ES OSCAR ALEJANDRO MONTERO GARCIA?

     Hasta su llegada a San Luis Potosí, a finales de la década de los 80, Oscar Montero no había tenido estudios superiores formales, solamente estudios opcionales en el Centro de Capacitación Cinematográfica, una escuela no afiliada y sin certificación de la Secretaria de Educación Publica; Oscar presume haber “estudiado” en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México, estudios que n o tienen ninguna significancia fuera del diminuto círculo de escritores de guiones para cine y televisión.
      De sus guiones ninguno ha sido llevado a producción de ninguna clase, ni siquiera existen videos que Oscar Montero haya producido, ni ha concursado, mucho menos ganado ningún certamen en ninguna de esas especialidades.
    Algo significativo es que ambos supuestos estudios que realizó no le llevaron más de 12 meses de estudio, pues ambas escuelas apenas entraron a funcionar cuando Oscar ya radicaba en San Luis Potosí.

MAESTRO EN LA ESCUELA DE CIENCIAS DE COMUNICACIÓN DE LA UASLP

     Algo que es increíblemente incongruente es el hecho de que la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, como si no se tratara de la llamada “Máxima Casa de Estudios” en el estado, se haya prestado para dar cabida como maestro en sus aulas a Oscar Montero García, sin que este contara con las necesarias credenciales para llenar una cátedra.
      Como si en San Luis Potosí no hubiera profesionales, educados en esa misma universidad, que a falta de oportunidades se ven en la necesidad de trabajar como taxistas, la UASLP contrató a Oscar Montero como catedrático, aun sin contar con un título universitario. Efectivamente, de acuerdo al acta de la sesión ordinaria del 30 de enero de 2001: “el H. Consejo Directivo Universitario aprobó incorporar como profesor a Oscar Alejandro Montero García, sin contar con el título profesional, a la planta docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, en la inteligencia de que esta autorización no implica el reconocimiento u otorgamiento de Título Profesional alguno”.

SE TITULA EN UNA UNIVERSIDAD “PATITO”

     Para suerte de Oscar Montero, en San Luis Potosí hizo su aparición una de esas universidades “patito”, de las que ni necesidad hay de asistir a clases, cuyo edificio está continuamente cerrado, sus teléfonos sin quien los conteste y un sitio de internet de acceso imposible.
     En esa “universidad”, cuyo Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (el famoso RVOE o REVOE) lo obtuvo gracias a que su “rector” fue funcionario del gobierno del estado, se “graduó” Oscar Montero, pero hasta el 2011, lo que quiere decir que por 10 (DIEZ) años fue  “maestro” de la UASLP sin contar con un título profesional, aunque fuera “patito”. Su cédula es la número 7284745, en la carrera de ciencias de la comunicación (que no es periodismo), Por la Universidad Abierta de San Luis Potosí.

EL “RECTOR” DE LA UNIVERSIDAD ABIERTA CON TÍTULOS PATITO

     Ya son sobradas las razones por las que Oscar Montero es la persona menos indicada para premiar trabajos periodísticos, aunque sean los paupérrimos trabajos que se califican año con año en el Premio Estatal de Periodismo. Pero, antes de que la Universidad Abierta me acuse de mentiroso, aquí hay más pruebas.
      Santiago Alfredo Salas de León, el “rector” de la Universidad Abierta, también tiene títulos de universidades “patito”. incluye en su amplio curriculum el ser Doctor en Gobierno y Administración Pública por la Escuela Libre de Ciencias Políticas y Administración Pública de Oriente y presume otro doctorado en educación por la Atlantic International Univesity, también tiene un doctorado por la Universidad Galilea (de Aguascalientes).
     En el portal de la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP, esta dependencia alerta sobre las instituciones que ofrecen programas educativos sin RVOE. Advierte que certificados, diplomas, títulos y grados expedidos por estas universidades o escuelas no tienen validez en México. La SEP incluye en ese grupo a la Atlantic International University, una universidad por internet que tampoco está reconocida por las autoridades educativas de Estados Unidos.
      En la misma situación de universidad “patito”, sin REVOE, está la Escuela Libre de Ciencias Políticas y Administración Pública de Oriente.
     Así que los doctorados que presume Alfredo Salas de León tienen la misma validez que tienen los “panchólares”, aquellos “dólares” de jugar que salían en el Choco Milk.

"MI MAYOR DEFECTO ES SER MEXICANO"

       Para terminar, por si fuera poco, otro “doctorado” de Alfredo Salas de León, es el que obtuvo de la Universidad Galilea ¿Recuerdan al candidato a diputado federal por Aguascalientes que dio esa respuesta en televisión? Pues es nada menos que el “rector” de esa otra universidad “patito”. Para rematarla es potosino, Mauricio Alva Moreno, hizo la prepa en el colegio marista (Instituto Potosino) ¿Adivinan de que “universidad” se graduó de abogado? Siiiiii… de la Universidad Abierta. O sea que se regalan títulos, maestrías y doctorados entre sí.
      Oh, y la “universidad” Galilea acaba de perder su REVOE, su rector original y fundador, Alfonso María Alva Martínez, otro potosino, por razones desconocidas “desapareció” como rector y le dejó la rectoría a su hijo, el Mauricio que menciono arriba.
     Creo que por esta historia merezco el Premio Estatal de Periodismo. Caramba, y ni siquiera vivo en México, ya no en San Luis Potosí.