Chicago, Lunes, 16 de Octubre de 2017
Oct.
16
2017

LA MALA MEMORIA DEL MEXICANO

EN NARCOS E INSEGURIDAD EL SEXENIO DE ZEDILLO FUE PEOR QUE EL DE CALDERON

Por Eric Muñiz de la Rosa

SEGUNDA DE CUATRO PARTES

         En mayo de 1997, el presidente Zedillo dio a conocer un nuevo programa de su gobierno encaminado a lograr la recuperación económica de México a un paso acelerado, Zedillo habló de los "agigantados pasos" de su administración para sentar  las bases de esa "recuperación". Habló de la gran diferencia, en millones, de niños que recibían desayunos escolares, el aumento, en millones de plazas, de oportunidades de trabajo, del crecimiento en el campo de la salud y los millones de mexicanos que ahora gozan de seguro médico, habló de la reducción en los índices de criminalidad,  habló también de los otros millones de estudiantes que entonces iban a la escuela.

                        Sin embargo esa bonanza económica de esa Jauja también llamada México solo existe en la mente de los gobernantes pues, a 16 años de distancia de esas declaraciones, los bolsillos del mexicano común están, no solo vacíos, sino agujerados, los niños mexicanos siguen teniendo hambre, los estudiantes  carecen de escuelas decentes, o indecentes siquiera, la criminalidad es rampante.

                   No pasa un día sin que la prensa mexicana dibuje ante los ojos del lector —el que puede comprar el periódico— la cruda realidad del flagelo de la delincuencia. Un diario mexicano publicó en mayo de 1997 la carta de un grupo de mujeres que en 1994 se reunió con el Presidente Zedillo para exponerle el tema de la creciente criminalidad y una señora, Ana Gloria Gómez Palacio Escudero, le relató la tragedia de su familia cuando su esposo fue asesinado por unos asaltantes, ella se quedó viuda a cargo de sus dos pequeños hijos. Tres años después, el 11 de mayo de 1997, la señora Escudero fue muerta a las puertas de su casa cuando unos delincuentes la asaltaron. Las mujeres le preguntan a Zedillo ¿Ya detuvo la ola de criminalidad?

                      Durante el sexenio de Zedillo la corrupción que emanaba de la misma Secretaría de Educación Pública llevaba al enriquecimiento ilícito y repentino de funcionarios de la Secretaría y otras dependencias educativas, venta de calificaciones, cobro ilegal de inscripciones, la venta de concesiones de cafeterías, librerías y hasta estacionamientos, profesores que no conocían ni su materia compraron la plaza o fueron puestos ahí por amistad  o nepotismo, se impartían cursos de maestrías o doctorados de tres horas diarias, tres días a la semana, los exámenes eran colectivos y cuando los deseaban los alumnos.

                 Dicho de otra manera, en México, el que tenía dinero compraba su doctorado. Mientras tanto, una gran mayoría de niños indígenas, campesinos y de las clases marginadas ni siquiera tenían acceso a la educación básica, y muchos otros asistían a "escuelas" carentes de lo más indispensable, a veces hasta de maestros, en salones insalubres.

                           Lea usted muy bien lo siguiente: en solo  los primeros TRES meses de 1997 fueron robados, solamente en la ciudad de Guadalajara, un total de 6 mil 300 vehículos, un promedio de 50 vehículos diarios, de acuerdo a un informe del director de la policía judicial del estado, José Refugio León Cervantes. El 19 de mayo de 1997, y en un lapso de solo 12 horas fueron asaltados ocho trailers en las carreteras de Jalisco, informó el día 20 de mayo el director de policía.

Ni siquiera viajar en "convoy" daba resultados, pues pareciera que los asaltantes robaban  a varios de una vez. Los asaltos al transporte eran  ejecutados por "comandos" perfectamente entrenados en esas tácticas y con armas militares, y ocurren en todo el territorio mexicano. En todo México se roban un promedio de siete trailers diarios. Durante los primeros cuatro meses del año se cometieron un promedio de 17 asesinatos y 162 asaltos diarios en el Estado de México. En la ciudad de México, en abril hubo 27 secuestros y la increíble cantidad  de 622 violaciones sexuales; en cuatro meses hubo 10 mil 364  ataques con lesiones, 2 mil123 homicidios y 19 mil 521 asaltos.

                           De acuerdo a cifras dadas a conocer, una encuesta reveló que LA CUARTA PARTE  de la población de la ciudad de México había sufrido alguna clase de crimen en su contra. Un "pequeño" ejemplo— En 1997 en la ciudad de México se detuvo a una jovencita, apodada "La Chapis",  quien había cometido más de 100 asaltos a taxistas en tan solo un mes. Al momento de su captura "La Chapis" estaba armada con una ametralladora Uzi.

                         Durante el sexenio de Zedillo hubo dos sonados secuestros, el del padre del entonces portero de la selección nacional de soccer, Jorge Campos y el secuestro y salvaje mutilación de uno de los hijos del cantante mexicano Vicente Fernández.