Chicago, Martes, 17 de Octubre de 2017
Oct.
17
2017

Madurazo: Autogolpe en Venezuela

Autogolpe en VenezuelaAutogolpe en Venezuela; Maduro anula Parlamento

 

            AGENCIAS EN CARACAS.- El diputado opositor Juan Requesens, con la camisa rasgada por los jaloneos con los agentes que le impedían el paso al Tribunal Supremo.
               El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela —de obediencia chavista— asestó ayer un golpe mortal a la Asamblea Nacional, último bastión de poder que controlaba la oposición al régimen, tras anunciar sorpresivamente que asumía las competencias propias del poder Legislativo. Para justificar la sentencia, el TSJ alegó “desacato”, ante el incumplimiento de varias sentencias.
              “Mientras persista la situación de desacato de la Asamblea Nacional, se garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”, reza la sentencia, que abre la puerta así a que, a corto o medio plazo, sea el propio gobierno de Nicolás Maduro quien controle el Legislativo, al igual que ya lo ha hace de facto con el poder Judicial.
             “Como Fujimori”. Nada más al conocer la noticia, la oposición denunció golpe de Estado y acusó al presidente Maduro de ser la mano ejecutora.
             “Quiero que el mundo nos ayude y los medios nos ayuden a decirlo con todas sus letras: en Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado”, aseveró el presidente de la AN, el opositor Julio Borges, que tachó el fallo de “basura”.
            Por su parte, el ex candidato presidencial opositor, Henrique Capriles, hizo un llamado urgente a la OEA para que convoque a su Consejo Permanente.
         “Durante la madrugada ocurrió un hecho muy grave, otro más, en nuestro país. Se materializó un golpe de Estado. No se puede calificar de otra forma”, dijo e hizo un llamado a la comunidad internacional para “salvar a la democracia en Venezuela”, en donde aseguró que se vive una “dictadura”. El líder opositor comparó la situación que atraviesa su país con la que vivió Perú en 1992, cuando el presidente Alberto Fujimori anunció la intervención militar del Congreso de la República, autogolpe conocido como fujimorazo. “En Venezuela se ha dado un madurazo”, aseguró Capriles, “solo que en vez de usar los tanques lo hizo con apoyo de un tribunal”, denunció.
           Auxilio a los militares. Conscientes de que el golpe definitivo a un lado u otro lo pueden dar los miliares, el presidente de la AN pidió al Ejército que rompa su silencio ante la “ruptura del orden constitucional”.
          “Sabemos que los oficiales de la Fuerza Armada Nacional sufren el mismo drama del costo de la vida, de la violencia. Queremos hacer un llamado para que sean los primeros guardianes de la democracia y de la Constitución en Venezuela y se conviertan en parte de la solución”, declaró Borges.
           El TSJ todavía no ha indicado cómo asumirá las funciones del poder Legislativo, pero Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea, supone que se dictarán nuevas “leyes-sentencias” a favor del régimen. “Esta no es una sentencia más, sino una que marca un punto de no retorno de la dictadura. Ya no sólo se trata de anular todo lo que hace la Asamblea Nacional, sino de usurpar todas sus competencias”, explicó.
            Tomar la calle. Los legisladores opositores acudieron a la sede del TSJ, en el centro de Caracas, donde se encontraron con un cerco militar y un grupo chavista. Pronto, la manifestación se transformó en trifulca entre la Guardia Nacional y los parlamentarios, dos de los cuales fueron golpeados y una periodista herida.