Chicago, Martes, 17 de Octubre de 2017
Oct.
17
2017

Mark Rutte: Nuevo Misnistro Holandes

          Amsterdam.- Mark Rutte ganó las elecciones en Holanda y derrotó al ultraderechista Geert Wilders
          Con más del 95% de los votos escrutados, el partido liberal VVD del primer ministro holandés se impuso al lograr 33 escaños. El Partido Por la Libertad, del candidato antiislámico obtuvo 20; terceros quedaron los democristianos de la CDA y los centristas de D66
          El primer ministro holandés, Mark Rutte, obtuvo el miércoles una resonante victoria sobre el islamófobo y eurófobo Geert Wilders, lo que ofreció un enorme alivio a otros Gobiernos europeos que enfrentan una ola de nacionalismo.
          "Es una tarde en la que Holanda, después del Brexit, después de la elecciones en los Estados Unidos, dijo 'alto' al tipo erróneo de populismo", declaró Rutte a sus partidarios en un evento posterior a la elección en La Haya.
Rutte recibió mensajes de felicitación de otros líderes europeos y habló con algunos por teléfono. El euro se apreciaba en momentos en que los resultados apuntaban a una victoria clara de Rutte.
          Expertos dijeron que Rutte ganó por una combinación de factores, no todos los cuales se pueden aplicar a Francia, cuya clase política se enfrentará el próximo mes al desafío de la populista de extrema derecha Marine Le Pen.
          Por otra parte, una serie de partidos, incluyendo el VVD de Rutte y el partido democristiano (CDA), que se ubicó en tercer lugar, ya han adoptado buena parte de la plataforma antiinmigración de Wilders, aunque no su feroz retórica contra el islam.
          Rutte recibió un impulso de último minuto gracias a un conflicto diplomático con Turquía, lo que le permitió asumir una línea dura en un país de mayoría musulmana durante una campaña electoral en la que la inmigración y la integración han sido temas claves.
          Con alrededor del 95 por ciento de los votos escrutados, el Partido VVD de Rutte ganó 33 de los 150 escaños del Parlamento, frente a 41 en la última votación del 2012.
          Wilders se ubicó en segundo lugar con 20 escaños, el CDA y los centristas Demócratas se quedaron con 66 asientos, lo que los empató en el tercer lugar con 19 cada uno, según datos proporcionados por la agencia de noticias ANP.
           Los grandes perdedores de estas elecciones son los laboristas del PvdA, que forman parte de la coalición que gobierna en la actualidad junto con el VVD, que se dejan hasta 29 escaños y se quedan con tan sólo 9 diputados.
          Los grandes beneficiados de estas elecciones son los verdes de GroenLinks, un partido que hasta hora tenía sólo cuatro diputados, pero que en estas elecciones sube a los 15.
         El partido antirracista DENK entraría por primera vez en el Parlamento con una representación de tres diputados.
         Los líderes de la mayoría de los partidos políticos organizaron eventos anoche para seguir los resultados electorales junto con sus miembros y seguidores.
         Un eufórico Rutte mostró su deseo de "volver a unir Holanda" y, en referencia al ultraderechista y eurófobo Geert Wilders, aseguró que el país "sigue siendo proeuropeo".
           "En una campaña es inevitable que salgan a la luz las diferencias, pero ahora es importante unir de nuevo al país y formar un Gobierno estable para los próximos cuatro años", dijo el primer ministro en su primera comparecencia tras conocerse los sondeos a pie de urna.
          “Esto es una primavera patriótica. Yo soy un luchador y no un populista. Nuestra influencia es grande”, afirmó Wilders. Wilders reconoció su derrota, aunque se declaró "ganador de cuatro escaños más" que en las pasadas elecciones.
           El político neerlandés llegó a exigir "un puesto en la futura coalición" de Gobierno, si bien la mayoría de partidos ha descartado durante la campaña incluirlo en un hipotético Ejecutivo.
           "Esto es una primavera patriótica. Yo soy un luchador y no un populista. Nuestra influencia es grande", añadió el líder del Partido de la Libertad (PVV).
          Agregó que prefiere gobernar, pero señaló que está "dispuesto a hacer una fuerte oposición" en Holanda.
           La jornada electoral se desarrolló sin grandes incidentes, aunque algunos centros de votación tuvieron que recurrir a cabinas adicionales ante la gran afluencia de votantes.
           Además, varias páginas web como Kieskompas, Prodemos o Stemwijzer, que publican información detallada sobre los programas políticos y ofrecen a los votantes someterse a un test online para elegir a su partido, fueron blanco de ataques cibernéticos a lo largo de la jornada.
           La agencia neerlandesa ANP informó de que las páginas quedaron afectadas por los ataques DDoS, que envían al mismo tiempo múltiples solicitudes de información para sobrecargar y desconectar las webs.
           El Centro Nacional de Seguridad Cibernético (CNSC), junto con numerosos técnicos especialistas, trataron de detener los ataques que, según ANP, procedían del extranjero.
          El recuento de los votos en estas elecciones se está llevando a cabo manualmente debido al miedo de las autoridades a un intento de países terceros, en particular Rusia, de influir en los resultados electorales. (Con información de AGENCIAS)