Chicago, Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Dec.
18
2017

Milicias Kurdas recuperan yacimiento

          BEIRUT. (AGENCIAS).- Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) se han apuntado una nueva victoria tras recuperar el yacimiento de petrolero de Al Omar, al este de Deir Ezzor, considerado el más grande en Siria.
           Precisamente, la nueva conquista de las fuerzas kurdas, respaldadas por Estados Unidos, supone un golpe para la moral del Ejército sirio, que desde hace días estaba intentando arrebatárselo al Estado Islámico
           Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las FDS se pudieron hacer con el dominio del campo petrolífero, después de que el grupo yihadista EI acechara a las tropas leales de Al Asad y forzara su retirada de la zona este viernes.
         La ONG indicó que las FDS avanzaron hacia Al Omar desde diferentes frentes, después de haberse hecho el sábado con el control del campo de petróleo de Al Siyan, al norte de Al Omar.
          Las FDS anunciaron en su página web oficial que sus unidades lanzaron una "rápida y amplia operación contra una agrupación de los mercenarios en los campos petroleros de Al Omar, durante las primeras horas de la mañana del domingo, a los que echaron, casi sin causar daños".
         En un comunicado explicaron que el objetivo de dicha ofensiva era "sorprender a los mercenarios y no dejarles la oportunidad de cometer actos de sabotaje en las zonas donde habían sido derrotados".
        Los yihadistas del EI lanzaron este sábado una contraofensiva contra el ejército sirio en las zonas de Zeiban y Jasham, así como en Al Mayadin, situada a 46 kilómetros al sur de la ciudad de Deir al Zur y donde se encuentra el campo Al Omar, lo que, según el Observatorio, obligó a las tropas gubernamentales a replegarse.
       Según la ONG opositora con base en Londres, los yihadistas dejaron atrás un gran número de minas en el yacimiento con el fin de entorpecer el avance de ejército sirio.
       Aprovechando esta situación, las FDS lanzaron una ofensiva ayer y lograron ocupar el campo de crudo, ganando el terreno que las fuerzas gubernamentales habían avanzando en los dos últimos días con el apoyo de la aviación rusa. Paralelamente, el Ejército sirio recuperó el control de la localidad de Diab, cerca del referido campo, que había estado en manos de los yihadistas.
          Desde el pasado 2 de septiembre, el ejército sirio y sus aliados desarrollan una ofensiva contra el EI en Deir Ezzor que transcurre en paralelo a las de las FDS que esta misma semana se hicieron con el control total de Raqqa, la capital de “facto” del grupo yihadista en Siria.