Chicago, Domingo, 20 de Agosto de 2017
Aug.
20
2017

Tragedia en Colombia por Avalancha

Asciende a 254 muertos y 220 heridos la cifra de muertes por avalancha

 

           COLOMBIA.-  por (AGENCIAS EN BOGOTÁ) Un fuerte aguacero provocó el desbordamiento del río Mocoa y sus afluentes Sangoyaco y Mulatos.
    Los muertos por la avalancha en la ciudad colombiana de Mocoa, en el sur del país, ascienden a 254 los muertos y los heridos a 220, según el último informe facilitado hoy por la Cruz Roja Colombiana al Canal Institucional.
        Un saldo de 254 muertos, 400 heridos, 220 desaparecidos y más de 350 familias afectadas dejó una avalancha de rocas y agua en Mocoa, capital del departamento del Putumayo, en el sur de Colombia, por el desbordamiento de tres ríos debido a un fuerte aguacero de varias horas que cayó en esa zona del país y que arrasó con dos de 17 barrios de la región.
    La tragedia supera el más reciente desastre natural de Colombia, el de otra avalancha que destruyó el 18 de mayo de 2015 la localidad de Salgar, en el departamento de Antioquia, dejando al menos 104 muertos.
       La magnitud de la catástrofe se agrava por el aislamiento de esta zona de Colombia, situada en la región amazónica, en la frontera con Ecuador, que carece de suficientes vías de acceso, pues solo se puede llegar a Mocoa por vía aérea o por precarias carreteras que la comunican tras varias horas de viaje con las ciudades de Neiva y Pasto.
        El último reporte de víctimas lo comunicó el gobierno colombiano, quien visitó la zona del desastre, un lodazal con piedras gigantescas arrastradas por los ríos hasta el centro mismo de esa ciudad de 45 mil habitantes.
          DESAPARECIDOS. “Lamentablemente la más reciente cifra por la tragedia en Putumayo es: 254 fallecidos y 400 heridos. Solidaridad con sus familias”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter sobre la tragedia causada por un fuerte aguacero que comenzó la noche del viernes y que provocó el desbordamiento del río Mocoa y sus afluentes Sangoyaco y Mulatos.
          De acuerdo con las autoridades, “hay mucha gente desaparecida” y se está haciendo un censo de las personas que no han sido encontradas, con base en las informaciones que están suministrando los familiares.
           Entre las víctimas hay al menos 10 niños que aún no encuentran a sus padres y están bajo los cuidados del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), entidad oficial de protección a la infancia.
         INCOMUNICADOS. La magnitud de la catástrofe se agrava por el aislamiento de esta zona de Colombia, situada en la región amazónica, en la frontera con Ecuador, que carece de suficientes vías de acceso, pues solo se puede llegar a Mocoa por vía aérea o por precarias carreteras que la comunican tras varias horas de viaje con las ciudades de Neiva y Pasto.
         Los habitantes de Mocoa, acostumbrados a convivir con una naturaleza de selva y ríos caudalosos, fueron sorprendidos la noche del viernes por el inusual aguacero que sacó de su cauce los tres ríos que pasan por la ciudad y que, convertidos en una riada de agua y piedras, se llevaron todo lo que encontraron a su paso.
         LLUVIA. Las autoridades explicaron que cayó en Mocoa cerca del 45 por ciento de la lluvia que normalmente cae en un mes, y ese volumen de agua “produjo la avalancha”.
           La riada pasó por 17 barrios, de los cuales los más afectados fueron los de San Miguel, Progreso e Independencia, que están más cercanos al curso del río Mocoa, según dijo el comandante de la Brigada 27 del Ejército, general Adolfo Hernández.