Chicago, Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Dec.
17
2017

Tragedia en Guatemala 38 niños muertos

Niñas quemadas en Guatemala estaban encerradas bajo llave

       

   GUATEMALA.- AGENCIA/REDACCIÓN  Las madres de las menores muertas claman por justicia.
         El número de adolescentes muertas por el incendio en un albergue para menores registrado hace tres días en Guatemala subió a 38 con el fallecimiento de otras dos jóvenes, que sucumbieron a las heridas, informaron hoy fuentes médicas.
          Las niñas murieron en la unidad de cuidados intensivos del hospital estatal Roosevelt, uno de los dos centros públicos a los que fueron llevadas las sobrevivientes, indicó la oficina de prensa de la institución.
          Con este nuevo balance, quedan 15 chicas ingresadas, de las que 9 stán en condiciones críticas y se teme por su vida.
          En el lugar del siniestro fallecieron 19 jóvenes, mientras que once murieron en el hospital San Juan de Dios y otras ocho en el Roosevelt por la gravedad de sus heridas.

Todas tenían entre 14 y 17 años.
          El incendio, cuyas causas están siendo investigadas, se produjo en el ala para mujeres del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, en San José Pinuala, una localidad situada a 10 km al este de la capital.
        El albergue tenía capacidad para 400 jóvenes de ambos sexos, pero estaba hacinado con unos 800 menores. Además estaba en el ojo del huracán por un largo historial de abusos sexuales y otros tipos de maltratos.
        Las víctimas comenzaron a ser enterradas el viernes, aunque el Instituto de Ciencias Forenses todavía no ha entregado todos los cadáveres porque varios deberán ser identificados con pruebas de ADN debido a las quemadura
        El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, informó este sábado que las 37 niñas que murieron quemadas en el retén de menores Hogar Seguro Virgen de la Asunción fueron encerradas bajo llave “por seguridad”.
           “Se tomó la decisión de separar a todos los niños y adolescentes para que no estuvieran hombres y mujeres juntos (…) y evitar agresiones entre sí (…). Estuvo bajo las medidas de seguridad necesarias incluida la llave“, expresó Morales a CNN en Español. Pidió “paciencia” en las investigaciones.
          Además de las fallecidas, 16 jóvenes fueron hospitalizadas por quemaduras de primero a tercer grado. Todas se encontraban en un cuarto de 4×4 en el momento del suceso y, aparentemente, el fuego habría sido provocado por las adolescentes, quienes protestaban por los abusos de las autoridades.
           En el instituto conviven 748 menores -aunque solo están permitidos 400- que tienen problemas de horfandad, algunos son menores conflictivos, niños víctimas de violencia, discapacitados y otros que habrían sido internados por ya haber cometido delitos.